25 de junio de 2024

***Comentemos del cacao

Carúpano/Opinión || Esta frase me la expresó un simple y humilde señor, que nos servía en un restaurant en Margarita, cuando revisaba unas plantas de cacao en un cerro, en esa bella isla. (Lamento no recordar su nombre en la actualidad ya que se transformó en una frase muy cierta con el tiempo), el expresaba que si el, como servidor o prestador del servicio no hacía su trabajo con calidad, toda la cadena o red de servicio de la isla, se deterioraba poco a poco por un inicio de mala calidad de un sólo individuo, que representaba solamente, un punto o eslabón de todo esa red de servicios.

En este sentido para el cacao se puede tomar como símil, el ejemplo del amigo servidor; mucho se dice del cacao y su calidad en Venezuela y no en vano, somos el único país cacaotero donde su cacao se califica y compra, por región o comunidad, a diferencia del cacao de otros países, que sus cacaos en su mayoría se les denomina por el país de origen simplemente, y estos nombres comerciales, (a veces marcas), la  mantenemos con orgullo, expresando “el mejor cacao es el nuestro” en cada región o comunidad, Venezolana.

Para tener cacao con calidad, no basta sólo poseer la calidad genética de nuestro cacao, hay que mantenerla, promocionarla, preservarla, difundirla y sobre todo conocerla en todo el sentido de lo que se tiene que considerar como; cacao de  calidad, y cacaotero con conocimientos de lo que posee y dice, pues es una parte fundamental del producto, que se conozca bien, para no caer en errores, por ignorancia o por desconocimiento de muchas informaciones que pueden ser herradas o no conocidas completamente. En este caso se debe primero;  planificar, educar y organizarse, (organizarse como individuo y luego en grupos de ayuda, pues no todos personas con las mismas condiciones de trabajo o destrezas.  

Al cacao hay que conocerlo, como los europeos conocen sus vides (uvas); que usted le pregunta a un humilde y simple ciudadano de esas latitudes por los vinos, y ellos, con toda  la majestuosidad del caso, se esmeran en dar sus conocimientos de sus vinos, sus diferentes uvas, de sus regiones y todo un compendio de información de sus cultivos, que dejan a cualquier visitante o no, ganas de solicitar mas información del producto que ellos poseen, conocen, promocionan con todo tipo de conocimientos.  Difícilmente nuestros productores se ocupan de informarse de su cultivo bandera, tradicional, cultural, generacional y  de sustento económico.

Haciendo esta comparación donde compramos vino y vendemos cacao, tenemos que ponernos a la par de ellos rápidamente ya que las competencias en los negocios son para ganar y ganar.  Europa (la unión europea en conjunto) ya creó leyes que limitan y prohíben, la entrada a esas latitudes de productos agrícolas que no cumplan con regulaciones ambientales de tumba y destrucción de bosques. Colombia y México ya fueron sancionados por estos hechos y Brasil está bajo observación ya que por la cantidad de producto enviado a Europa tiene un tiempo de gracia). De allí que nuestros productores tienen que tomar su cultivo en serio y no esperar a que otro se apropie de la calidad, (caso ecuador que es muy competitivo) de la situación para ganar y el productor nuestro desconociendo el regalo de la naturaleza que posee que posee.

Es hora de que los productores dejen de ser cosecheros (como nos llaman) y se transformen en visionarios con calidad de competencia internacional, transformando las haciendas en unas unidades productivas empresariales, una visión nueva. Iniciando con organizarse en todo el sentido de la palabra, como productor empresarial y todos como unidades compactas y cohesionadas con rango de apoyo a todos y cada uno de sus asociados. La organización personal inicia por CONOCIMIENTOS, conocer la unidad productiva, y analizarla como una empresa, de la que depende, (sacar cuentas), ¿vale la pena seguir lo que hago?, ¿Que  necesito cambiar, buscar apoyo y determinar si es rentable seguir produciendo lo que tengo, o puedo y tengo que mejorar?

Una nueva generación de cacaoteros no necesariamente es gente joven (es necesario) pero una nueva generación de estos productores es una persona que vea su hacienda como una empresa rentable donde mejore sus índices productivos que le den más productividad. Existe mucha información de apoyo muchas ganas de ayudar, sectores público, privados, Gremiales y O.N.G.  Con deseos de ayuda, pero es el productor el responsable de aceptarla y sobre todo internalizar esa ayuda (ese paquete técnico de mejora), si el productor no cambia esa visión de mantener el trabajo, mientras la ayuda está y luego lo deja de lado, cuando se retira el apoyo, de nada servirá el tiempo, trabajo, recursos y esfuerzo que se haga. Todo se perderá,  como cuando se acude a un médico si no sigues el tratamiento y lo abandonas antes de lo previsto, esto te traerá secuelas mas adelante, simplemente hay que continuar por que el técnico y la institución se retiran pero el productor se mantiene en su plantación. 

Los consejos, o ayudas, o apoyos, o paquetes, o como se les  denomine, poseen límites de tiempo, es el productor el que debe asumir la continuación del trabajo, ejemplos de productores sobresalientes, hay muchos en las comunidades cacaoteras. ¿Qué debe buscar el productor? Primero, analizar su plantación y luego asumir un cambio real, solicitar ayuda y ACEPTARLA, como principio de cambio real, trabajar con visión de ¿Hacia donde voy?, trabajar en función de índices de producción, (elevar los kilos producidos).  Los índices se refieren a cuantos frutos se necesitan para poseer un kilo de cacao seco y que cada almendra, posea mas de un gramo seca, podar la plantación y mantener controles fitosanitarios, son los primeros pasos y  (eso no se dará en un mes), hay que aceptar las realidades, el mas rápido producto agrícola que logra es la pesca y tiene sus inconvenientes, nada se logra sin esfuerzo.

Par culminar se debe decir que; la  nueva agricultura en el mundo, es la agricultura orgánica y preferiblemente debe ser, certificada, esta certificación es un documento de carácter internacional que otorga una empresa,  quien dice si se cumplen los parámetros  exigidos por los compradores, es muy costosa en términos de obtención del certificado, ( es preferible estar asociado por los costos de exámenes de inicio y entrenamiento, tarda tiempo (de dos a cuatro años, por que es un entrenamiento INTERNACIONAL), no admite intermediarios en las negociaciones, es un negocio entre productor y consumidor directo, bajo documentos legales, la certificadora sólo recomienda quien es apto o no y por eso cobra su servicio.

Síguenos en una de nuestras redes social: TelegramInstagramFacebookTwitterLinkedinWhatsapp para que recibirás en directo todas nuestras actualizaciones.

calletacarigua.com

Deja un comentario

Descubre más desde Calletacarigua.com

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo