25 de junio de 2024

Marco Davalillo: “La estructura de Centauros este año es diferente

0

Venezuela/Deportes || A Marco Davalillo le atraen los retos que, en el papel, representan un grado alto de complejidad. Aceptar el desafío de seguir al mando de Centauros de La Guaira, aun cuando el equipo terminó en el último lugar de la tabla de clasificación de la segunda edición de la Liga Mayor de Béisbol Profesional, le entusiasma.

Los litoralenses culminaron con récord de 10-31 en la temporada anterior, a 11.5 juegos del último cupo a la semifinal. Davalillo tomó las riendas cuando el registro mostraba 3-9, en sustitución de Mike Rojas; aunque hizo lo que tenía a su alcance con las herramientas disponibles, no fue suficiente para enrumbar hacia objetivos mayores. Una situación que, asegura, será distinta para la venidera campaña.

“El año pasado fue muy difícil en general, se trataron de hacer los ajustes, pero las cosas no se dieron desde temprano. Desde el último juego de la temporada hemos estado trabajando de la mano con el presidente Víctor Zambrano y Oscar “Manacho” Henríquez, en la parte gerencial, para hacer las correcciones”, dijo el mánager a LMBP.net. “Este año la estructura de Centauros es completamente diferente; la adquisición de los agentes libres, escoger primero en el draft, llenar los espacios de las necesidades que tengamos con la importación, son puntos muy importantes para revertir el inicio del certamen anterior”.

Davalillo, de 55 años de edad, mantuvo comunicación directa con el alto mando de la organización durante el receso de zafra. Estuvo al tanto de las firmas del receptor e inicialista Héctor Sánchez y del pitcher derecho Luis Pacheco desde la agencia libre, dos piezas que conoce muy bien, por haberles dirigido en las recientes contiendas de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional, con las Águilas del Zulia.

“Necesitábamos llenar esos espacios. Sánchez por su producción ofensiva a ambos lados del plato en Grandes Ligas, Ligas Menores, circuitos independientes y la LVBP nos fortalece en esos turnos del tercer al quinto bate. También puede aportar a la defensiva tanto en la inicial como en la receptoría”, glosó el piloto. En el caso de Pacheco nos da la ventaja del doble rol de uso. Él demostró con las Águilas que puede competir también en los innings finales con una buena velocidad, llenando ese espacio para fortalecer desde la séptima entrada, o en su defecto, también es un posible abridor”.

Importados para corregir debilidades

El relevo de Centauros culminó el curso anterior con el peor promedio de carreras limpias (5.12) entre los ocho clubes del circuito, además de con 17 derrotas, cinco más que el cuerpo de relevistas de Líderes de Miranda, su inmediato perseguidor en el departamento adverso. De allí que tres de los cinco cupos de foráneos para el venidero curso sean de lanzadores; dos apagafuegos dominicanos, Willy Taveras (LD) y Frank Eury Garcés (LZ), además del japonés Daniel Missaki (LD), que puede desempeñarse como abridor o relevista largo.

“Todos esos jugadores fueron evaluados por su trayectoria y las necesidades de nosotros como organización. Con la importación siempre se buscan cubrir las necesidades, esperamos mucho de ellos”, afirmó el estratega sobre el grupo de extranjeros que completan los infielders quisqueyanos Héctor Gómez y Vladimir Frías. “Tienen bastante experiencia, que es lo importante. Esa fue una de las cosas que prevaleció, porque la mayoría ha recorrido mucho béisbol”.

Pero no todo fueron malas noticias para los mitológicos en el pasado ruedo, el que significó su estreno como divisa de expansión en la LMBP. Entre sus filas despuntó Wuilman Velásquez, jardinero que obtuvo el galardón como Juvenil del Año, además de Osmer Morales, que fue el líder de efectividad (1.84) del torneo en 44 entradas de labor.

“Son dos jugadores muy importantes para la estructura del equipo. Por supuesto se sigue contando con ellos. Esperamos que este año mantengan o mejoren sus actuaciones”, deseó el capataz. “La estructura ha mejorado mucho, esa es una de nuestras fortalezas con respecto al año pasado. En cuanto a las debilidades, hemos buscado justamente llenar esos espacios para ser competitivos durante toda la temporada”.

Integrante de un grupo privilegiado

Davalillo conforma junto a Carlos García (Líderes) y Mike Rojas (Samanes de Aragua) al trío de pilotos que han ganado el premio Alfonso “Chico” Carrasquel al Mánager del Año en la LVBP y dirigirán en la LMBP, aunque sólo él lo ha ganado en al menos dos oportunidades (2007-2008 y 2011-2012). A pesar de su laureada trayectoria, disfruta con modestia el hecho de trabajar y aprender con dirigentes de alta alcurnia en la otra acera.

“Es un orgullo ver trabajar a los demás mánagers”, admitió sobre el grupo que completan Luis Sojo (Caciques de Distrito), José Offerman (Delfines de La Guaira), además del bicampeón Víctor Gárate (Senadores de Caracas) y los debutantes Robert Pérez (Marineros de Carabobo) y César Iztúris (Guerreros de Lara). “Es muy importante el fortalecimiento que le están dando a los equipos de la liga con la búsqueda de esos estrategas con tanto recorrido, porque uno puede seguir aprendiendo”.

Para el conjunto que disputará sus juegos como local en el Estadio Jorge Luis García Carneiro de Macuto, la venidera temporada será la oportunidad ideal para dejar atrás las sombras de la anterior, ahora con una planificación que, en teoría, luce mucho más sólida.

“Esperamos que sea una buena temporada para todos”, expresó Davalillo. “Ojalá se siga expandiendo hacia otros estados para que sea una fuente de trabajo no sólo para jugadores, sino para todas las personas que rodean el béisbol”.

Prensa LMBP / José Ángel Rodríguez

Foto: Prensa Centauros

Síguenos en una de nuestras redes social: TelegramInstagramFacebookTwitterLinkedinWhatsapp para que recibirás en directo todas nuestras actualizaciones.

calletacarigua.com

Deja un comentario

Descubre más desde Calletacarigua.com

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo