31 de enero de 2023

Carúpano/Opinión || Entre el 8 y 13 de octubre de 1990 se celebró en Carúpano, Municipio Bermúdez del estado Sucre,  el VIII Coloquio de historia regional y local. Por la cantidad de participantes, nivel de ponentes, calidad de ponencias y proceso organizativo, fue declarado Primer Congreso Nacional de Historia Regional y local. El evento fue el resultado del esfuerzo de un colectivo integrado por hombres y mujeres relacionados con la investigación y la docencia en historia de nuestra región, destacándose en Carúpano Carlos Viso Carpintero, Iván Gómez León,  Gómez, Ricardo Mata, Gregoria Urbano, Juan de Dios Díaz, Beatriz Marmolejo, Ana María Gómez, Bianca Garzón,  José Rivera, Enrique Viñoles, Odalys Marcano, Demóstenes Lárez, Ponciano Moya, Mary Sonia Cova, entre otros y otras quienes nos incorporamos entusiastas al equipo organizador y participando también como ponentes. El evento respondía a un momento estelar del discurso y narrativa histórica en Carúpano y la ciudad de esta manera ganó prestigio a nivel nacional logrando, que entre sus acuerdos se crearan, los Coloquios de Historia Municipal y las Jornadas de Historia Pariana. Desde el punto de vista personal, el evento consolidó mi concepción sobre la historia como ciencia, su fundamentación metodológica, su propósito como ciencia social y su visión integral del proceso humano en el tiempo y el espacio. Comprendimos que su estudio nos permite entendernos como seres humanos y que la asumimos, más allá de consideraciones académicas, para la formación de conciencia.

Treinta y dos años después, nos encontramos con que a partir del ascenso al poder del presidente Chávez, la historia tomó una revalorización y otro auge que se ha extendido a todos ámbitos del devenir nacional. La prosecución de los Congresos Nacionales hoy internacionales, la creación del Centro Nacional de Historia, del Centro Simón Bolívar, de la Red de Historia y Patrimonio, así como el surgimiento de organizaciones de cronistas municipales o parroquiales, y la proliferación de estudios históricos comunales y el fortalecimiento de la difusión por parte del Estado a través de la tv, radio y redes sociales además de la publicación masiva de libros, revistas y estudios diversos sobre historia; la profundización de temas como la diversidad cultural, descolonización y la interculturalidad,  la afro descendencia y la historia insurgente, en la misma línea se inscribe la instalación del programa de formación de la UNEARTE, y de un diplomado dedicado a la vida y obra del Libertador Simón Bolívar,  son señales, sin duda, de  otro momento trascendente en la narrativa histórica local y regional. En este sentido, los y las carupaneros y carupaneras debemos estar a tono con este avance en las consideraciones históricas e incorporarnos a su estudio y difusión de manera seria, responsable, respetando a la disciplina en todos sus alcances y ajustándose a la verdad histórica.

Tales consideraciones sirven de contexto para resaltar la actividad que el pasado viernes 29 de julio llevó a cabo el Museo Histórico de Carúpano en el marco de los 239 años del natalicio de Simón Bolívar.  En efecto, con una nutrida participación de docentes, estudiantes, especialistas, investigadores, cronistas y público en general, se realizó, en la sala central de esta institución, el encuentro reflexivo “En Carúpano se habla de historia”. Cada participante invitado, haciendo uso del derecho a palabra, realizó su reflexión e hizo su aporte a esta actividad que tenía como propósito, abordar, desde el punto de vista teórico metodológico, los alcances del estudio y difusión de la historia en esta ciudad. En este momento, cuando existe una efervescencia en la narrativa histórica nacional, los carupaneros y carupaneras se incorporan a la discusión en función de conservar el prestigio obtenido a nivel nacional a partir de 1990, en cuanto a debates de la historia se refiere. En tal sentido, es relevante apuntar, entre las conclusiones obtenidas del intercambio de reflexiones, las siguientes:

–          Es necesario abordar con seriedad, responsabilidad, y ajustándose a la verdad histórica la enseñanza y difusión de la disciplina

–          No debe confundirse la historia con el mito, la leyenda, los anécdotas y otros géneros que confundan su razón de ser

–          La discusión sobre la  objetividad y subjetividad en el estudio de la historia siempre estará presente debido a su naturaleza de ciencia social

–          La historia regional y local se presenta como el enfoque ideal para abordar su enseñanza

–          Es importante el uso diverso de las fuentes para el estudio e investigación de la historia

–          El surgimiento de nuevas corrientes y enfoques de la historia obedece a la evolución de las corrientes de pensamiento y las mentalidades

–          Las posiciones encontradas entre las distintas visiones de abordar la historia requieren una postura crítica de quienes asumen  los estudios históricos

  En resumen, el evento resultó una rica experiencia de intercambio de ideas que contribuyó, un poco más, a elevar el nivel cultural de la ciudad y, sobre todo, en lo relacionado a la forma cómo asumir el estudio y la difusión del conocimiento histórico.

Síguenos en una de nuestras redes social: TelegramInstagramFacebookTwitterLinkedinWhatsapp para que recibirás en directo todas nuestras actualizaciones.

Conmemoran los 208 años de la caída de los 12 mártires de Carúpano

PPT presentó su Equipo Político en el municipio Bermúdez

Jesús Castejón despidió el año con nuevo tema música ayer y hoy

UNT participará  en marcha del 23 de enero en Carúpano

calletacarigua.com

Deja una respuesta