27 de enero de 2023

Solo quien ejerce el Periodismo merece ser llamado periodista

**A título personas

Carúpano/Opinión || Cada año al acercarse el “Día Nacional de Periodista”, en Venezuela, comienza un gran debate para determinar quien merece ser llamado periodista.

La hermosa ciudad de Carúpano, donde he tenido el privilegio de nacer y desarrollarme, no es ajena a estas discusiones.  Podemos decir que aquí ya desde enero comienza, muy someramente a discutirse, quien podría  ser el Orador de Orden en la Sesión Extraordinaria para conmemorar esta fecha, la cual tiene relación con la publicación del primer ejemplar del Correo del Orinoco por parte de El Libertador Simón Bolívar el 27 de junio de 1818.

Cabe destacar que la fecha fue propuesta en el año 1964 por el periodista Guillermo García Ponce, ante la Cuarta Convención Nacional de la Asociación Venezolana de Periodistas (AVP), debido a que hasta esa fecha se conmemoraba cada 24 de octubre en homenaje a la primera publicación de la “Gazeta de Carcas”, la cual había sido publicada por primera vez tal día, pero en el año 1808.

Luego que va avanzando los días, las semanas y los meses, las discusiones comienzan a caldease. Al entrar el mes de junio la cosa comienza a agravarse llegando, incluso hasta las ofensas personales, lo cual llega hasta el propio día (27 de junio), hasta pasando unas semanas después. Para pasar a una tensa calma y esperar el próximo año.

Decir que no participo en estas acaloradas discusiones es mentir y debo manifestarle que me encantan. Oír como cada quien defiende su posición me fascina, sin negar que siento en algunos momentos un poco de rabia y frustración. Rabia porque en general esas discusiones sólo buscan alimentar el ego personal y frustración porque de ellas, la mayoría de las veces, no aportan nada concreto a la mejora del “mejor oficio del mundo”, como Gabriel García Márquez catalogó al periodismo, destacando que “si volviera nacer sería nuevamente periodista”.

Cuando oigo a algunos personajes relacionados con la Comunicación Social, de mi amada Carúpano, definirse periodistas, estando claro que quizás en algún momento han hecho algo de periodismo, pero que en lo general ha sido más fablistánes que otra cosa, me causa pesar que me lleva a pensar que si lo que ellos hacen es periodismo, yo no quisiera ser periodista. En cambio cuando escucho o leo a personajes como Hearle Herrera, maestro de la crónica periodística en Venezuela, el fallecido profesor Eleazar Día Rangel, entre otros venezolanos y más aún cada vez que descubro algo nuevo de lo que hizo en periodismo y por el periodismo latinoamericano el Maestro Gabriel García Márquez, considero que aún me falta mucho para decir que soy o he sido periodista.

Estas discusiones anuales, reitero que para mí son mayoritariamente para autoalimentarse el ego quienes de alguna forma u otra se relacionan con la Comunicación social y el Periodismo, generalmente se habla sobre quienes son periodistas o no. Algunos mencionan definiciones leídas o escuchadas, mientras que otros destacan sus propias definiciones con tal de defender su posición.

Permítame compartirles algunas definiciones del Periodismo que yo he encontrado por ahí:

“El periodismo no es un circo para exhibirse, sino un instrumento para pensar, para crear, para ayudar al hombre en su eterno combate por una vida más digna y menos injusta”.

Tomás Eloy Martínez

“No está llamado el periodismo a resolver las crisis, está llamado a decirlas, a registrar su peso, a gritar qué se esconde, qué se oculta o simula, cómo duele la llaga, por qué y cómo y a qué horas, desde cuándo y por qué se manifiesta el yugo que oprime nuestra vida social”.

Vicente Leñero

“El periodismo te enseña a observar, a opinar y a pensar, a sacar deducciones, a sintetizar, a darle forma a una idea”.

Elena Poniatowska

“Un periódico bien conducido y con una información importante es un centinela contra todo extremo u omisión culpable y es al mismo tiempo un catecismo de moral y virtudes públicas que mejora la condición del pueblo, instruye y forma las generaciones venideras.”

Simón Bolívar

“¿Qué otro oficio permite a uno vivir la historia en el instante mismo de su devenir y también ser un testigo directo? El periodismo es un privilegio extraordinario y terrible”.

Oriana Fallacci

“El periodismo es una pasión insaciable que solo puede digerirse y humanizarse por su confrontación descarnada con la realidad… Es tener el privilegio de cambiar algo todos los días”.

Gabriel García Márquez

“La dimensión humanística del periodismo radica en tratar de hacer el mundo más comprensible; porque si nos comprendemos somos menos enemigos; si nos conocemos estamos cerca el uno del otro”.

Ryszard Kapuscinski

El Diccionario Pequeño Larousse lo define como “Profesión de los que escriben en periódicos o revistas o participan en la redacción de programas informativos radiados o televisados”.

Mientras que la Real Academia de la Lengua establece que es “Actividad profesional que consiste en la obtención, tratamiento, interpretación y difusión de informaciones a través de cualquier medio escrito, oral, visual o gráfico”.

En cuanto a quien es un periodista algunos diccionarios lo definen como “Persona que se dedica al periodismo” o “Persona que ejerce el Periodismo”.

En Venezuela el ejercicio del periodismo fue reglamentado a través de la Ley del Ejercicio del Periodismo, promulgada por el Congreso de Venezuela en el año 1994, donde se establece en el artículo 2 que  “Para el ejercicio de la profesión de periodista se requiere poseer el título de Licenciado en Periodismo, Licenciado en Comunicación Social o título equivalente, expedido en el país por una Universidad, o título revalidado legalmente; y estar inscrito en el Colegio Nacional de Periodistas (CNP) y en el Instituto de Previsión Social del Periodista (IPSP). Los ciudadanos que cumplan con los requisitos establecidos en esta disposición, serán los únicos autorizados para utilizar el título de Periodista Profesional”.

Continua en el artículo 3 “Son funciones propias del periodista en el ejercicio de su profesión la búsqueda, la preparación y la redacción de noticias; la edición gráfica, la ilustración fotográfica, la realización de entrevistas periodísticas, reportajes y demás trabajos periodísticos, así como su coordinación en los medios de comunicación social impresos, radiofónicos y audiovisuales, agencias informativas, secciones u oficinas de prensa o información de empresas o instituciones públicas o privadas. Los periodistas que ejerzan en medios radiofónicos y audiovisuales están autorizados para efectuar las locuciones propias o vinculadas con su actividad profesional.

En su Parágrafo Primero destaca que “Quedan exceptuadas las funciones de la misma índole que se ejerzan en órganos de difusión impresos, radiofónicos o audiovisuales dependientes de instituciones oficiales o privadas sin fines de lucro, de carácter cultural, político, sindical, religioso, científico, técnico, ecológico, vecinal o estudiantil, que tengan como único fin la información y divulgación de sus propias actividades”.

Así como en el Parágrafo Segundo acota que “Los directores de medios de comunicación social, aunque no sean periodistas, ejercerán plenamente sus funciones de dirección, conducción de programas radiales o audiovisuales, coordinación y planificación, garantizando la libertad de expresión de los ciudadanos y la pluralidad informativa. los directores de programas de medios radiofónicos y audiovisuales, los moderadores, animadores y locutores ejercerán plenamente sus funciones aunque no sean periodistas.

Y en el Parágrafo Tercero menciona que “Los reporteros gráficos podrán ejercer la actividad aún cuando no sean miembros del Colegio Nacional de Periodistas. En su caso no estarán amparados por esta Ley.

Finalmente para mí sólo quien ejerce el Periodismo merece ser llamado Periodista. Parafraseando las palabras de Jesús de Nazareno “por sus obras serán reconocidos” es así como el periodista se debe a la información y a quienes informa y son ellos y nadie más quienes deben reconocer si se es o no es periodista.

Me niego a vanagloriarme de ser Periodista  por el hecho de haber estudiado comunicación Social en la Universidad Bolivariana de Venezuela, orgullosamente lo digo. Me negó a creerme periodista por el simple hecho de haberme inscrito en el Colegio Nacional de Periodista, cosa que aún no ha sido formalizada por sus autoridades.

Me enorgullezco de que hayan personas que me reconozca como periodista, a pesar de que lo he estado ejerciendo formalmente, según la Ley, desde hace muy poco tiempo, pero que inicie desde mi adolescencia de la mano el Periódico Estudiantil “PONPI” (Pongamos en Orden Nuestros Problemas Institucionales), creado por un grupo de jóvenes liderados por mis hermanos y combatientes Wuillan Mudnarain y Luis Bello en el Liceo “Pedro Arismendi Brito” de San Martín, pasando por “De Frente y Punto” órgano informativo estudiantil, el cual funde junto a mi pana Néstor Orozco y otros compañeros y compañeras más en el Instituto Universitario Tecnológico “Jacinto Navarro Vallenilla” al principio de los ’90 del siglo pasado. Siguiendo luego en la Fundación Thomas Merle donde escribí para Proyecto Paria, editado por Corpomedina, Fundación Proyecto Paria y la Thomas Merle, al igual que para algunos periódicos y revista en Alemania.

El periodismo para mí es una cosa muy seria, cada momento que publico una información mi corazón palpita aceleradamente por el nerviosismo de que haya escrito algo incorrecto y pueda tergiversar la información y afectar a alguna persona indebidamente.

Hoy en día cuando me dedico, con toda mis fuerzas y recursos económicos, los cuales son pocos y que debo agradecer a quienes me apoyan, muy especial a mi esposa Miraidys Bello, mis hijos Gabriel Enrique y Estaban Andrés, Fremio Rosal, Alejandro Herrera, Enoc Molina, Jesús Ordaz, Pablo Rivera, César Toledo, Yumelys Díaz, Otto Irazabal, Ivan Garnier, Nemencio Brito, Ihsan Saladino, Miguel Vásquez, Denncys Pazos, Julio Rodríguez, entre otros, sin dejar por fuera al Gran Amigo, Hermano y Maestro Alcibíades Perdomo, quien me acompañó desde siempre y aún continua haciéndolo, a impulsar calletacarigua.com como un órgano informativo siento que si el periodismo que hago no ayuda al pueblo no es periodismo.

Para el próximo 27 de junio les deseo muchas felicitaciones a quienes ejercen el periodismo desde cualquier plataforma en Carúpano, el estado Sucre y en Venezuela. Ese día no es para determinar quién es el mejor o peor periodista. Ese Día es para que nos encontremos y podamos festejar junto que existimos y que seguimos ejerciendo “El mejor oficio del mundo”.

Síguenos en una de nuestras redes social: TelegramInstagramFacebookTwitterLinkedinWhatsapp para que recibirás en directo todas nuestras actualizaciones.

calletacarigua.com

Deja una respuesta