15 de julio de 2024

José Francisco Bermúdez (1782-1831); Un Torbellino en el vendaval la Guerra de Independencia

0

Mario Javier Pacheco Morales

Opinión

GeorgiPlejánov, destacado revolucionario ruso quien en 1890 escribió “El papel del individuo en la historia”. Allí afirma:“Los individuos pueden influir en los destinos de la sociedad. A veces, su influencia llega a ser muy considerable, pero tanto a la posibilidad misma de esta influencia como sus proporciones son determinadas por la organización de la sociedad, por la correlación de las fuerzas que en ella actúan. El carácter del individuo constituye un factor de desarrollo social, sólo entonces y exclusivamente en el grado que lo permita las relaciones sociales”.

Ahora bien, esta apreciación de Plejánov puede servir de sustento al análisis de un rasgo en la historiografía venezolana elaborado por Germán Carrera Damas en la década de los sesenta del siglo pasado y definido como el desorbitado culto al héroe. Expone entre otros aspectos Carrera que: “La intolerancia sistematizada, organizada, ejercida en el culto de los héroes, que hace pensar en la sublimación por esta vía de un sentimiento religioso desfalleciente”.

Quizá un primer atractivo que motivó el interés por la historia haya sido precisamente la admiración de los personajes heroicos inducida por aquella historia patria impartida por nuestros viejos maestros. Sin embargo, el desarrollo cognoscitivo, metodológico y epistemológico ha permitido adquirir una nueva concepción de los procesos sociales, y al asumir la historia como ciencia, apreciamos al individuo o los personajes en tanto objetos de estudio en condiciones histórico-sociales establecidas.

Es en este contexto pues, que pretendo exponer en forma breve, rasgos del rol jugado por José Francisco Bermúdez en las luchas de independencia del siglo XIX con el título de “Bermúdez, un torbellino en el vendaval de la lucha revolucionaria de independencia”. El mismo obedece a que la lectura efectuada en alguna bibliografía nacional y regional permite unificar criterio en el sentido de caracterizar al personaje por su fuerte personalidad, arrojo, violencia y carácter indomable dispuesto a la lucha constante. El Dr. Uslar Pietri en relación a estos rasgos apuntaba que: “De Bermúdez se cuentan, y son ciertos, hechos de una temeridad insólita, de un desprecio absoluto de la vida, de un arrojo que en ocasiones parece casi locura. Sin embargo, las balas y las lanzas lo respetaron de un modo admirable, pues prácticamente no sufrió heridas, a pesar de que se vio expuesto, en combates cuerpo a cuerpo, infinitas veces” De allí que pinceladas de esa historia épica lo catalogue como “Bravo entre los bravos”. Ese carácter y la manera de asumir su liderazgo estuvo presente durante todo su vivencia revolucionaria, y, de acuerdo a los datos y referencias, fue motivo de satisfacciones en el campo de la guerra, pero también de situaciones difíciles en la lucha por el liderazgo entre quienes constituían la vanguardia revolucionaria sobre todo en el oriente venezolano. Sin duda fueron las circunstancias objetivas de la época las que determinaron las acciones de este destacado hombre de acción. En este sentido, propongo cinco momentos puntuales en la vida combativa de Bermúdez a fin de destacar su perfil revolucionario y el peso de su Liderazgo durante la lucha de emancipación nacional. Son estos: 1813, 1814, 1816, 1821 y 1830. Es decir, un contexto histórico general: La guerra de independencia. Y cinco circunstancias concretas. Para tal fin me he valido de la revisión de bibliografía nacional, regional y de una hemerográficas importante para la obtención de una información relevante. En este orden de ideas, las obras Paul Verna, Vicente Lecuna, Eduardo Blanco, Uslar Pietri, Tavera Acosta y los trabajos de destacados carupaneros como Santos E. Arismendi, Pedro García Lopenza, Cesáreo Espinal V, José J Martínez Vera y Ricardo Mata permiten forjarnos una idea bastante amplia sobre la personalidad de José Francisco Bermúdez.

El primer momento corresponde al año de 1813. Florece la segunda República (por breve tiempo). Es el momento de la Campaña Admirable de Simón Bolívar que en julio ya había avanzado hasta Barinas y el camino hacia Caracas se encontraba despejado. Corresponde también con el avance patriota en el oriente venezolano. Entre enero y agosto se desarrolla esta campaña. Un hecho trascendente de esta etapa es la denominada la expedición de Chacachacare, una pequeña isla situada a pocos metros de la región de Guaria en el golfo de Paria. Destacan entre los expedicionarios: Santiago Mariño, Manuel Piar, Manuel Valdés, Juan Bautista Arismendi, Juan Bautista Bideau y José Francisco Bermúdez. El 11 de enero de 1813 se firma el acta de Chacachacare y dio inicio a la campaña de oriente. Durante esta campaña comienza a verse la calidad de guerrero que poseía Bermúdez. Dice el Dr. Cesáreo Espinal V. en su trabajo biográfico sobre el héroe: “Al día siguiente de la declaración, en la goleta “La carlota”, invaden por el lugar denominado Cauranta, en las inmediaciones de Guaria, y el 13 de enero atacan a los realistas que comandaba Juan Cavasso y es derrotado camino de Irapa. Bermúdez lo sigue y lo ataca en Irapa el 15 de enero y se apodera a sangre y fuego del pueblo. El sanguinario Zerbériz al conocer la noticia sale de Cumaná con 400 hombres, incorpora a Cavasso en Yaguaraparo y se enfrenta con Bermúdez en Irapa quien lo derrota y sigue hacia Yaguaraparo”. Ya para julio de 1813, el libertador, consciente de las luchas que se desarrollan en oriente, envía una carta a Mariño en la cual lo exhorta, como líder del movimiento en oriente para hacer esfuerzos en función de la unión necesaria. Sin embargo, las circunstancias llevarían a que la respuesta se diera tres años después y luego de muchos inconvenientes.

A pesar de los triunfos en oriente, tomando Guiria y Maturín como plazas claves, los realistas no se encontraban derrotados. Pronto un huracán proveniente de los llanos que aglutinaba masa de hombres y mujeres y acaudillado por José Tomás Boves desataría la furia sobre Venezuela y su avanzada hacia el oriente auguraba momentos trágicos para la causa patriota. Es el momento de la emigración hacia oriente que marca el fatídico año 1814. A partir de entonces las contradicciones entre los líderes del movimiento independentista se profundizan. Los descalabros y derrotas en el sector patriota hacen que se achaquen las culpas unos entre otros y la anarquía amenaza con destruir las iniciativas libertarias. Sin embargo y a pesar de ser este año terrible para la República, se libraron batallas donde quedó plasmado el valor, la determinación y el arrojo de las fuerzas revolucionarias. En este mismo año, Bermúdez, puesto a la orden de Mariño y Bolívar participa en la primera batalla de Carabobo, y en otras como: Bocachica, Arao y La Puerta. Y en Oriente libró combates en Aragua de Barcelona, El Salado, Urica, y Maturín.

Precisamente, dado la importancia de la plaza y las condiciones afrontadas por el ejército patriota, señalo la Batalla de Maturín como el segundo momento estelar que he propuesto. En el campo de batalla el comandante realista Morales tiene a su orden un ejército de 6.500 combatientes y Bermúdez no cuenta más de 1000 jinetes y 250 fusileros. Dice Don Eduardo Blanco: “Pero Bermúdez, cuya temeridad en ocasión tan crítica no reconoce límites y cuya espada sangrienta resplandece en medio del combate infundiendo pavor hasta a sus propios compañeros, contiene a sablazos a los amedrentados fugitivos, les comunica su ardimiento, y de nuevo los lleva a la pelea. La talla hercúlea de aquel pujante y colérico soldado adquiere agigantadas proporciones en aquel día de extraordinario esfuerzo, sin duda el más glorioso que para él registra nuestra historia”. Sin embargo, nuevas contradicciones en el liderazgo patriota y el avance demoledor de Boves convertirían a Maturín en un santuario de sangre revolucionaria. Las divergencias entre Bermúdez, Ribas y Piar afloraron en plena defensa de la plaza y las terribles consecuencias se dejaron sentir en todo el oriente. Una vez más la anarquía atentaba contra la revolución y el liderazgo se agotaba en estériles disputas frente al poderío realista.

El indetenible avance de las fuerzas contrarrevolucionarias trajo como consecuencia la dispersión de los patriotas. Los líderes orientales así como Bolívar debieron abandonar territorio venezolano e ir hacia otros lugares a repensar la lucha. Bermúdez sale para Margarita y se encuentra con Arismendi, y al tener conocimiento que se aproxima la poderosa expedición de Morillo, decide irse. No sin antes dejar constancia de su posición de resistencia y no de tregua como planteaban otros.

Cartagena de Indias sería uno de esos destinos; allí jugó un papel de primera línea en la defensa de la histórica ciudad tal y como lo analiza el destacado historiador Eduardo Morales Gil en su importante libro “Bermúdez; El Héroe Olvidado”. Posteriormente Haití, sitio en el cual localizamos el tercer momento de nuestro análisis, el año 1816.

El escenario es Haití. Allí Bolívar decidió convocar a una asamblea general de los principales emigrados que se encontraban en Los Cayos. Estaban allí presentes venezolanos y neogranadinos. Generales Santiago Mariño, Manuel Piar, Gregorio Mac Gregor, José Francisco Bermúdez; el Capitán de navío Luis Brión, Carlos Soublette, Pedro Briceño Méndez, Bartolomé Salom, Manuel Valdés, Anzoátegui, Chipia, Thomás Hernández, Vicente Landaeta, José Gabriel Pérez, DoucoudrayHolostein y los edecanes del Libertador, Chamberlain y Demarquet entre otros. La asamblea tenía como finalidad principal el nombramiento de una autoridad capaz de dirigir y encabezar la próxima expedición a tierra firme. Es entonces cuando se desatan los desencuentros entre Bermúdez y Bolívar ya que el primero, en concordancia con Luis Aury enfrentaba la idea de que fuera Bolívar la autoridad principal. Comienzan los obstáculos, nuevamente las contradicciones y la confrontación es tal que, cuando se decide que es Bolívar el líder, este no permitió bajo ninguna circunstancia que Bermúdez abordara la nave expedicionaria. En esos momentos la enemistad, la confrontación y la divergencia llegan a un punto sin retorno .Dice Lecuna: “El desagrado con Bermúdez debióse a actos de insubordinación y a las arrogancias intempestivas del héroe oriental, y se agravó por las pretensiones de Bermúdez al mando supremo”. Como todos sabemos entonces, zarpó la expedición y Bermúdez se quedó en tierra. Va a seguir a Bolívar todo el tiempo buscando una explicación que Bolívar evita. Hasta una carta le escribe y el Libertador se niega a responder aduciendo lo fresco de las heridas por las discordias. Esto culminará en el incidente de Guiria cuando regresaba Bolívar derrotado en Ocumare. Le desconoce públicamente y ambos sacan el sable para enfrentarse. Pero la nobleza de Bermúdez se hace sentir cuando reconoce sus errores y en el episodio de Casa Fuerte en Barcelona sale al auxilio de Bolívar. Era abril de 1817 y una nueva etapase iniciaba en la relación de ambos líderes. Tendría su momento álgido en la Campaña de Carabobo de 1821, nuestro último momento de análisis.

Atrás han quedado las rencillas y resquemores. Ambos líderes se reconocen y conscientes están de sus lugares respectivos en la conducción de la revolución. Con el grado de General en Jefe José Francisco Bermúdez asume su liderazgo con nueva determinación y en la referida campaña de 1821 va a jugar un papel decisivo en la estrategia militar que permitió el triunfo definitivo de las fuerzas libertadoras. En efecto, siguiendo las órdenes de Bolívar, Bermúdez al mando de unos 1200 soldados avanzó desde Unare sobre Caracas, burlando las fuerzas españolas y batiéndolas en el rio El Guapo, para marchar hasta Caucagua y dar batalla en Guatire donde puso en fuga a las tropas realistas el 12 de mayo de 1821. El 14 de mayo Bermúdez a las cinco de la tarde entra a la ciudad. La Torre preocupado por la caída de Caracas ordenó a Morales a detener al General patriota. Agotadas sus municiones, Bermúdez retrocede. La liberación y pérdida de Caracas ejecutada por el General Bermúdez desestructuró toda la formación del ejército de la torre, quien optó por proteger sus propias espaldas y abandonó el plan de atacar a Bolívar en Guanare.

Con esta maniobra consabida son los resultados: La derrota del ejército español en Carabobo y el camino a la liberación definitiva. El rol jugado por Bermúdez en esta campaña queda expuesto en estas palabras de Bolívar recogidas por García Lopenza: “Las glorias de la inmortal batalla de Carabobo no me pertenecen. Son glorias conquistadas por el valiente general Bermúdez, en su admirable y rápida campaña contra Caracas. El me dio por consiguiente la victoria de Carabobo”.

Después de estas jornadas, Bermúdez se retira a sus tierras y acude al servicio cuando lo llaman ocasionalmente. Hacia 1826 cuando se da el movimiento separatista denominado Cosiata decide no participar en eso. Sin embargo más tarde toma partido con los que pregonaban la visión localista frente a la visión integracionista de Bolívar. Al final de sus días, este hombre que en los momentos iniciales de las luchas era conocido como Francisco Pueblo; que vivió en el centro violento de la tormenta revolucionaria, muere a consecuencia de un disparo. El escritor carupanero José Jesús Martínez Vera en su obra“Los Héroes vencidos” (Novela Histórica) narra: “Sentado en una silla cerca del destilador y con una pistola todavía apoyada en la pared de celosías, desde donde había disparado, se encontraba un hombre joven, inmóvil, con la mirada fija en el vacío. – Es Rafael Berrizbeitia.No era balandronada – dijo Goyito. A pocos pasos, en un charco de sangre, yacía el cadáver del General José Francisco Bermúdez”.

Para finalizar, acompañamos al cronista de Carúpano, Lic. Ricardo Mata quien afirma que: “Al verse envuelto en esa vorágine que fue la guerra de independencia, endureció el carácter, elevó su personalidad y estima a favor de la trascendencia del líder oriental” Por eso lo hemos catalogado como un torbellino en el vendaval de la revolución. José Francisco Bermúdez epónimo de nuestro Municipio y motivo de orgullo para sus habitantes.

Síguenos en una de nuestras redes social: TelegramInstagramFacebookTwitterLinkedinWhatsapp para que recibirás en directo todas nuestras actualizaciones.

calletacarigua.com

Deja un comentario

Descubre más desde Calletacarigua.com

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo