18 de septiembre de 2021

Febrero 1821 (II)

Camino Rumbo a Carabobo 200 (3)

Mario Javier Pacheco Morales

En los momentos previos al reinicio de las hostilidades como consecuencia de la ruptura del armisticio, el Libertador despliega su cotidiana acción de Jefe máximo, hacia diferentes frentes que demuestran su capacidad de liderazgo y conocimiento integral del escenario de guerra en el cual le corresponde actuar.

LEA TAMBIÉN: Febrero 1821

En efecto, los rasgos económicos, sociales y políticos de las circunstancias de aquellos momentos imponen a Bolívar la necesidad de abordar situaciones variadas en el contexto de la dinámica militar.

Durante los días del mes de febrero de 1821, algunos de sus oficios y correspondencias evidencian la atención a estos requerimientos. Así, desde su preocupación por la protección de personas del clero en condición de perseguidos por manifestar ideas republicanas; hasta dictar órdenes para instruir sumario a militares patriotas involucrados en castigos indebidos a españoles en tiempo de armisticio; y de igual manera ocuparse de asuntos económicos como la decadencia en la venta de sal, y su gran preocupación por las condiciones de miseria de las provincias de Trujillo y Mérida que le lleva a solicitar al Vicepresidente de Cundinamarca dinero para evitar la disolución del ejército; o su comunicación a empresa manifestando su imposibilidad momentánea de pagar deuda por contrato de armamento, vestuario y provisiones.

En fin, son momentos apremiantes en el acontecer de la lucha; circunstancias que irán cambiando al furor de los meses por venir. Ambos bandos, patriotas y realistas estudian y analizan su situación; están conscientes de que pronto se reanudarán las hostilidades; solo hay un camino y conduce rumbo a Carabobo.

Síguenos en una de nuestras redes social: Telegram, Instagram, Facebook, Twitter, Linkedin, Whatsapp para que recibirás en directo todas nuestras actualizaciones.

A %d blogueros les gusta esto: