15 de julio de 2024

Cáritas de Venezuela atiende población vulnerable del eje Casanay-Macuro del estado Sucre

0

@estebanmieres/Fremio Rosal Pasante UBV

Padre Jesús Villarruel

Recientemente conversamos con el Padre Jesús Villarruel, párroco de la Parroquia Divina Misericordia en Canchunchú y Director general de Cáritas Carúpano. Un joven muy entusiasta, quien nos recibió con una gran sonrisa y de una vez comenzó contarnos que  “Caritas Venezuela es una organización de promoción y asistencia de la Iglesia Católica que fomenta la caridad y está al servicio de los más pobres y de sus comunidades cristianas. Esta tiene representación en todos los estados del País.Caritas Carúpano tiene su sede operativa en la Casa de la Caridad Santa Ana(Avenida Universitaria, sector Los Molinos de Carúpano), pero abarca toda la península de Paria. Está coordinada  por la Diócesis Carúpano, la cual atiende 24 parroquias, expandidas por todo el territorio de Paria. Comenzando por Río Casanay, municipio Andrés Eloy Blanco. El límite sería Río Casanay, la cual sería nuestra primera parroquia y terminado por un lado en Macuro, municipio Valdez y por el otro San Juan de las Galdonas, municipio Arismendi”.

El padre Jesús continúa contando “para atender las 24 parroquias contamos con 21 equipos de Cáritas Parroquial. Estos equipos están distribuidos en toda la zona y ejecutan diferentes programas. Unos llevan Comedor, otros La Olla Comunitaria. Así como Jornadas Médico Asistencial con entrega de medicamento y la atención a niños en condiciones de desnutrición. Aquí en nuestra sede contamos, también, con el apoyo de otras instituciones como Fe y Alegría que brindan cursos o talleres ocupacionales para el trabajo, principalmente a los jóvenes””.

Interrumpimos la simpática platica del  Padre Jesús y le preguntamos ¿El Comedor y la Olla Solidaria no son lo mismo? y él inmediatamente respondió “No, son distintos. La Olla Comunitaria es una jornada esporádica. Una jornada en el mes y está destinada a unas 100 o 200 personas, dependiendo de la capacidad de la Cáritas Parroquial y consiste en hacer una sopa, como suplemento nutricional. Es un momento de compartir, por eso se le dice comunitaria, porque se invita a la solidaridad de los vecinos. Cada vecino pone una verdurita y Cáritas pone el pollo o la proteína. Ahora la estamos haciendo también de pescado. Esto es un momento de solidaridad, de compartir, la gente de Cáritas va tocando puerta por puerta, pidiendo algo. Luego nos reunimos entre los vecinos, los feligreses y hacemos la sopa. Iniciamos siempre con la Santa Misa o alguna jornada de formación y en casi todas hacemos jornadas médico asistencial y jornada nutricional.

“El Comedor es permanente, principalmente aquí en la Casa de la Caridad. En la mañana atendemos a Los Peregrinos y en la tardes de los niños vulnerables” nuevamente interrumpimos al Padre Jesús para preguntarle ¿quiénes son los peregrinos? y él amablemente nos contestó “Son personas en condición de calle, en su mayoría, que vienen aquí a recibir un almuerzo diario. Este es el programa más viejo que tiene la Casa. El programa se llama Comparte Tú Pan”.

Algunos resultados

Preguntamos al Padre Jesús Villarruel sobre algunos resultados de los distintos programas y nos detallo programa por programa   

La Olla Solidaria

“La Ollas Comunitarias es nuestro programa más grande que tenemos, porque lo llevamos a todas las Cáritas Parroquiales. Con este programa hemos alcanzados record impresionantes. Incluso a nivel nacional somos una de las Cáritas que más realizamos ollas comunitarias en todo el país. Nada más en noviembre del año pasado cuando realizamos la Jornada Mundial de los pobres, solo en ese día se hicieron 18 Ollas Comunitarias, donde comieron más de 2000 personas.

Programa SAMAN

“SAMAN es un Sistema de Alerta y Monitoreo de Atención Nutricional, que desarrolla Cáritas de Venezuela en 10 diócesis. La Diócesis de Carúpano tiene ejecutando 2 años. Este programa consiste, precisamente, en recibir a los niños menores de 5 años, que son los más vulnerables. La madre o creadora de este programa es Susana  Rafalli, una nutricionista muy respetable de Venezuela. Ella acaba de recibir el premio de Alma MAter de la Universidad Central de Venezuela. Ella ha entrenado al equipo de trabajo de Carúpano para recibir a los niños en un sistema llamados viveros donde entran niños de alerta en riesgo moderado o severo.

“Con este programa atendemos los  municipio Bermúdez y Cajigal. Aunque estuvimos unos meses en Libertador, específicamente en Tunapuy. Hemos encontrado muchos casos de desnutrición. Es impresionante la cantidad de desnutridos. En un año hemos tenido hasta 2000 niños.

La atención de los niños en el programa SAMAN

“Como te he dicho, el niño entra a un sistema llamado vivero, donde se le da un suplemento nutricional semanal y la consulta con el pediatra. El niño es atendido por el pediatra al entrar en el programa y luego al salir. Esperamos dos meses a que recupere su peso, algunos tardan un poco más. Entonce se le da salida del programa para que entre otro niño. El jefe de este programa es el Doctor Manuel  González, pediatra neurologo. Todos los miércoles realizamos las jornadas de atención a los niños y hemos tenido hasta 4 pediatras por jornadas.

Otros programas

Médicos voluntarios atendiendo a la gente

“Bueno son varios. Por ejemplo, este año el Obispo Jaime Villarroel ha decretado este año como el año Diocesano de la Caridad, lo cual consiste en visita  dos parroquia de la Diócesis por mes. El equipo de Cáritas Diocesano y el equipo parroquial visitan la parroquia y se monta una jornada que hemos denominado Caridad en Acción. Hay se le brinda atención psicológica, trabajo Social, enfermería y médica. Los médicos realizan sus consultas y nosotros le entregamos el medicamento gratuitamente”.

“La casa se ha fortalecido con especialistas como la Dra Rosibel, Roberto García, José Gregorio, Doctor César Paz. Son doctores que se han convertidos en voluntarios de Caritas.  

¿De donde viene esas medicinas?

“Las medicinas provienen de un Banco de Medicina que nosotros tenemos, gracias a medicinas que nos regalan o que recolectamos en campañas. Estas medicinas las entregamos totalmente gratis. Cáritas es una acción social a beneficio de los más pobres y vulnerables.

La Casa de la Caridad

El Padre Jesús sin necesidad de preguntarle nos contó que “la Casa de la Caridad Santa Ana fue creada por un equipo de personas que acompañó al Padre Jorge Visonis. Un Padre italiano, párroco de Playa Grande. Se fue construyendo, al principio era un sueño.Esta era una casa vieja del señor muy conocido, Juan Callita. Fue comprada con colectas, rifas, vendimias, se duró años para comprar esta casa. Mucho esfuerzos para adquirir esta casa. esfuerzos de la feligresía carupanera, de la Iglesia Carupanera. Luego se ha venido recibiendo algunos beneficios de mismo padre Jorge y de algunas puertas que hemos tocados para poder construir y ampliar lo que es hoy la casa. Al amplial la casa ampliamos los servicios.

El padre Jesús

No quisimos irnos sin saber un poco sobre Jesús Villarruel un joven carupanero que decidió un día trabajar al servicio de Dios y del pueblo necesitado y que muestra a simple vista que lo disfruta. Le preguntamos a Jesús no como cura sino como hombre, en su condición de humano ¿Que es para usted este trabajo? y la respuesta fue inmediata sin ningún gesto que pudiese denotar dudas. “Humanamente de verdad que es gratificante poder ayudar al pueblo. Yo soy carupanero y cómo esta capacidad de servicio la motivó un italiano, como yo no amar a este pueblo que me ha visto nacer, crecer y desarrollarme en diferentes capacidades de liderazgo”.

Jesús Villarruel no se negó a expresar sus sentimientos como hombre, de lo que él vive y siente como hombre, como humano y sobre todo como hombre de fe en Dios  “Nos encontramos con mucho sufrimientos en el pueblo. No sólo hambre. Hay mucha gente que me ha llegado a decir Padre me quiero quitar la vida, no soporto más esta situación. No tengo cómo alimentar a mis hijos. no tengo trabajo o el trabajo no me alcanza. Estoy hablando de profesionales como ingenieros que han entrado en un estado de depresión impresionante. Aquí tenemos la orientación del psicólogo y la parte espiritual que un poco la llevo yo en esta casa. Por eso todos los días antes de empezar la labor, hacemos la eucaristía, porque tenemos que unir. esto es algo cristiano. Esto es algo desde la fe, oración y acción. Esto se lo digo yo no por ser bueno, esto se lo digo humanamente, sino porque yo me he encontrado con el amor de Dios. Yo me he encontrado con Jesucristo, que a pesar de mis debilidades,mis precariedades, mis pobrezas, me ha amado como soy y es por eso puedo amar al otro. Por eso puedo desgastar el tiempo, Estar aquí, ofrecer mi juventud. Gran parte de nuestro voluntariado son jóvenes y no lo hacen por dinero. Lo hacen porque se han encontrado en la Iglesia con este reino de los cielos que es posible vivirlo en Carúpano hoy en obras  de caridad. Que con poquito de lo que tienen, ellos también son pobres. Ellos también viven las dificultades en sus casas, pero aquí han encontrado un lugar para sentirse útiles”.

calletacarigua.com

Deja un comentario

Descubre más desde Calletacarigua.com

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo