13 de abril de 2024

PUBLICIDAD

Por Pedro Farías


Cuando en 1970 el país chileno escoge como presidente al izquierdista salvador allende, comienza desde Norte América el ataque más bestial  contra una economía de un país democrático como nunca se había visto, pero decirle esto algunos venezolanos es esperar la típicas respuesta. Eso fue hace 40 años, Yo estoy es en Venezuela o no quiero saber de historia, es decir, el viejo dicho del que no conoce la historia tiende a repetirla, parece que no cala aquí, decirle que esa misma receta es utilizada en nuestro país, para ellos es una falacia, explicarles que ahora el guión de guerra aplicado en Libia es el mismo de ahora, primero, montar un gobierno paralelo, después llevarlo a la ONU, buscar enfrentamiento entre venezolanos con protestas y muertes,  tampoco es creíble para ellos, qué pasará si como en el país árabe comenzaran a bombardear y destruir ciudades se lo habrán creído los libios que pidieron invasión o seguían negándolo como algunos venezolanos y cuando Pinochet, negó el sagrado (ahora aquí) derecho a manifestar, comenzó con las muertes selectivas en el estadio nacional solo por el simple hecho de pensar distinto y negociar las riquezas chilenas hasta ahora crear el país más desigual del continente lo seguirían negando el pueblo chileno , como lo niegan algunos venezolanos.

No apreciar la memoria histórica de latinoamericana es tan peligroso como ignorar la señal de veneno en los frascos, ya que muchos se están tomando un trago largo, obviando la calavera con sus dos huesos, sin entender las consecuencias de dicho brebaje donde los componentes están a la vista. Cada paso dado en contra de Venezuela están más que documentados en cada país donde la soberanía ha querido imperarse por encima de los intereses gringos, pero tenemos entre nuestros compatriotas negadores de todo esto, es como el ave enjaulado que solo busca el pedazo de fruta dentro de ella y se niega a salir a buscar el árbol donde nace, así la puerta esté abierta.

Lea también: El directivo institucional no debe ser tu enemigo o excusa

La negación y hasta hipocresía mundial tienen el descaro de no ver a ningún dirigente opositor o sus seguidores lamentando la miseria que pasa el pueblo argentino en este momento, pero si ves programaciones  diarias argentinos conociéndose de Venezuela, vez cientos de miles de ayuda a los migrantes venezolanos, mensajes de pena y condolencia del Gobierno Norteamericano, pero sanciona la migración hondureña y la encarcelación de sus niños, hasta llevar algunos a la muerte o los 15 mil ahogados en el mar mediterráneo queriendo escapar de la miseria y anarquía creada por  esos países que hoy se lamentan por Venezuela, porque en una invasión a la tierra de Bolívar como en Libia producirá una migración que dejara pequeña la actual o también lo van a negar, me pregunto qué harán los países vecinos con tanta gente huyendo de la guerra, para muestra Ecuador o también negaran eso.

El auto proclamado se reúne con el Gobierno, y después dice que no lo hizo aparecen las fotos  y muchos siguen negándolo, lo más terrible de esta gente es que el mismo hombre dice que sí se reunió pero ellos siguen negándolo.

La situación venezolana ha llevado a muchos venezolanos a desvirtuar las realidades existentes. Hasta decir que el otro grupo de venezolanos no trabaja y vive de bonos y que el CLAP en vez de ser la ayuda al pueblo en contra del ataque económico es una sinverguenzura para flojos. Hablar de guerra económica para muchos de estos venezolanos es una sátira inventada por el Gobierno, así lo diga la ONU, analistas internacionales, presidentes de organizaciones, etc. Para ellos eso es mentira.

Para este grupo los ciegos, ignorantes y negadores son aquellos los que no quieren que invadan su patria, reconocen al presidente por el cual votaron, defienden la democracia votando en las elecciones y buscan activar los movimientos sociales para enfrentar la desproporción entre los sueldos y precios injusto, pero los que piden que asesinen hermanos, o los matan y queman ellos mismos a los que piensan distintos, que marchan y protestan en esta dictadura (cosa rara), dicen lo que le da la gana  donde le da la gana, que denigran los beneficios del gobierno pero no lo pelan, porque son venezolanos, así pidan intervención a su patria, los que llaman dictador a un presidente votado por una mayoría pero llaman presidente a un auto proclamado en una plaza y que nadie conoce, los que reconocen al árbitro electoral solo cuando ganan, dicen que son los letrados y los que tienen la razón.

Únete a otros 2.062 suscriptores

PUBLICIDAD

Deja un comentario