13 de abril de 2024
Por: Alfredo Bello

Seguirá tu canto en el Punto Redoblado, El Punto y llanto del Valle y del Cañaveral, la Fulía Turimiquense y el Joropo Estribillo Montesino; tu humor mensajero, lúdico y pedagógico, paseándose en la Diversión del Avión por el Caribe y por el mundo, seguirás contando anécdotas del amoroso viaje a Puerto Rico y comenzarás diciendo…

”Estando yo en el Caribe con mi estilo cotorreao”…

Te fuiste de viaje y dejaste las maletas cargadas de deslumbrante sabiduría, honestidad y militancia identitaria. ¡Que dimensión de ser humano la tuya, José Julián, incomparable, que orgullo para nosotros haberte acompañado en tantos encuentros y haberte desprendido de tanta humanidad y repartirla con todos, siempre! No hay dudas, el Valle de Cumanacoa trascendió a través de ti su dulzura inmortal.

¡Que vivas siempre, Maestro José Julián Villafranca!

“Cuando nosotros nos muéranos que nadie se ponga luto”

Deja un comentario