23 de abril de 2024

OPINIÓN: Cultura y Revolución en Sucre

0

Por: Mario Javier Pacheco Morales

Extracto de un artículo publicado en el Diario de Sucre en 2010.

El otro aspecto al que me quiero referir no tiene fundamentación documental, es decir, el planteamiento no es una información oficial vertida en algún medio escrito. Pero como en diversas reuniones informales, conversaciones entre amigos de nuestra ciudad y otros escenarios, lo hemos escuchado como idea que alguien lanza al viento, y ya que el tema lo considero importante, emitiré mi opinión personal al respecto. Se trata de una supuesta decisión de trasladar o quitar la estatua de Colón de su sitio actual como una acción revolucionaria. Debo advertir la posible contradicción que me pudieran atribuir aquellas personas que lean este artículo y vieran mi posición ante el hecho anunciado o rumorado. En todo caso trataré de argumentar el planteamiento desde mi visión de habitante y ciudadano de Carúpano, la ciudad que tanto amamos, esto a sabiendas que probablemente la etiqueta de contrarrevolucionario, me sea colocada por algún auto nombrado revolucionario. No obstante eso es irrelevante, lo trascendente es participar en una discusión, en un debate y hacerlo con argumentos en los cuales se crea, lo cual es fundamental en un proceso revolucionario verdadero.

Soy de opinión contraria a esa supuesta iniciativa a través de la cual se pretendería cambiar de lugar la estatua de Colón. Las razones que esgrimo son, además de históricas, de índole sociocultural. Sin embargo, antes de hacerlo debo aclarar que, como docente de historia y ciencias sociales; con una formación intelectual que me permite con propiedad asumir el planteamiento de la reivindicación de nuestra etnicidad, y la reivindicación histórica de la resistencia indígena, estoy consciente del impacto violento y aniquilador en nuestra población indígena causado por la invasión europea. De manera que lejos estoy de erigirme en defensor del iniciador de aquel proceso. Dicho esto, lo primero que debemos tomar en cuenta es que la estatua es una escultura cuyo valor artístico forma parte del patrimonio arquitectónico de nuestra ciudad. Es decir, como obra monumental producto de la creación de un artista de finales del siglo XIX, posee un valor patrimonial significativo. En este caso la obra de Leopoldo Morice sin duda alguna enriquece el paisaje arquitectónico de la ciudad.

En este orden de ideas, la colocación de esta estatua fue el resultado de un esfuerzo colectivo de la época en el cual jugó papel destacado un sector social de origen corso que se arrigó en la ciudad y cuyos aportes significativos a la conformación cultural de Carúpano forman parte de su historia. De manera que, la Plaza Colón con todo su significación, es expresión de la dinámica histórica de nuestra ciudad enmarcada a su vez dentro de un rico proceso étnico que la define como una ciudad de características especiales. A manera de clarificar estas consideraciones me permito recomendar a los interesados en el tema, la lectura de la obra del licenciado Ricardo Mata, Cronista Oficial de la ciudad Carúpano: De Pujante Urbe a Ciudad Decadente(2001, Tropikos), y también de manera especial el trabajo del historiador Carlos Viso: ¿Por qué Una Estatua de Colón En Carúpano?(Publicado en Sucre Fascinante, 2008, Centro Unesco). Estos valiosos textos dan luces para entender el proceso histórico de nuestra ciudad; su dinámica espacial y en ella, su evolución arquitectónica lo cual permite comprender que, el espacio carupanero y sus detalles que lo caracterizan, reflejan momentos específicos de su proceso histórico y por lo tanto debe asumirse su gobierno y administración con criterios de grandeza , desdeñando intenciones efectistas, impactos publicitarios momentáneos y visiones frívolas de la realidad. La estatua del Colón más que la admiración y pleitesía de un pueblo hacia el personaje, representa un momento de la historia de la ciudad que se amalgama con todo el proceso étnico-social de lo que ha sido y es Carúpano como mosaico cultural.

Así como lo histórico se funde con lo cultural en un una herramienta de interpretación del hecho concreto, lo histórico, lo social y lo cultural se simbiotizan en la realidad psicosocial de los grupos humanos. Los pueblos, con su dinámica de aprendizaje cotidiano, en su relación con la naturaleza y su apropiación filial del espacio donde transcurre la vida, se internalizan con esa dinámica que es sobre todo geohistórica, y van creando en su conciencia los nexos de relación que lo identifican y luego la expresan a través de una conducta de pertenencia social.

La Plaza Colón, su estructura, la estatua y su significación como espacio de encuentro, tránsito y cotidianidad, forma parte de la psicología social del pueblo carupanero. Pertenece a la iconografía popular y el comportamiento del transeúnte habitual como de aquel que encontrándose lejos rememora al pueblo, está asociado a esa imagen que tiene de la ciudad. La Plaza Colón es un sitio que identifica a la ciudad, y a través de ella sus habitantes se identifican. Lugar de encuentros, tertulias, eventos culturales, sociales y políticos. Sitio referencial de propios y visitantes para orientarse en su diario trajinar: – A dónde vas?- -Dónde nos encontramos?- ¿ Dónde lo dejo?- preguntas cotidianas de la gente, y muy seguramente la respuesta sea: A la Plaza Colón!- ; – En la Plaza Colón!- ; – Cerca de la Plaza Colón!. En fin, la plaza y su nombre forman parte de la psicología del pueblo carupanero por su relación cotidiana, espacial y filial. Creo que el traslado de la estatua hacia otro sitio en nada contribuye con el mejoramiento de la calidad de vida de la ciudad, y, si la intención es mostrar un sello ideológico de la revolución Bolivariana, pienso que no debe hacerse a través de una medida efectista aliñada con tinte radical ya que existen otros factores de innegable valor axiológico que contribuirían a fortalecer el cuerpo principista y filosófico de este proceso.

Finalizo esta breve reflexión afirmando que, lo verdaderamente revolucionario se identifica con la idea de construir y no destruir. Nuestra ciudad, víctima de la indolencia y negligencia de su gente, sobre todo del sector dirigencia (pasado y presente) muestra el rostro de un espacio sometido a una destrucción sistemática de su patrimonio arquitectónico. La voracidad del modo de vida consumista no tiene límites y su impacto en el uso del espacio carupanero está contribuyendo con su deterioro progresivo. Es muy lento y a veces inexistente el proceso de organización del poder popular. No se observa una política dirigida a la educación socialista de las comunidades, la cual es fundamental para crear la conciencia del deber social, indispensable para que los vecinos entiendan que los problemas de la comunidad no tienen soluciones individualistas y mezquinas. He allí entonces una realidad que amerita la intervención concreta del proceso revolucionario. Constituyen escenarios propicios para desarrollar tareas revolucionarias; campo fértil para ser enriquecido con ideas y acciones progresistas. Es allí donde hay que concentrar las energías (y no en ideas de dudosa intencionalidad revolucionaria) para garantizar eficiencia y eficacia, cualidades que deben caracterizar a un verdadero proceso de cambio social transformador, y el que se desarrolla en Venezuela, como aporte de nuestro país al mundo, tal y como lo expresa La Constitución Bolivariana, está sustentado en la pluriculturalidad, la multiculturalidad y la diversidad.

Ésta es mi opinión. Seguramente existen otras que coinciden con ella y también habrá las que difieran de mis planteamientos. Sería interesante conocerlas a fin de enriquecer la discusión y contribuir de ésta manera, con la formación de la conciencia de nuestro pueblo.

calletacarigua.com

0 pensamientos sobre “OPINIÓN: Cultura y Revolución en Sucre

  1. NUEVAMENTE PROF. MARIO PACHECO, GARCIAS! POR SU FORMA DE COMUNICAR, INFORMAR Y GUIAR A TODOS POR IGUAL, CON EL RESPETO QUE TODOS MERECEN Y ENALTECIENDO EL INTERÉS Y BENEFICIO DE TODOS POR ENCIMA DE POSTURAS PERSONALES, PARTIDISTAS Y FILOSÓFICAS MUY INDIVIDUALISTAS Y POR ENDE EXCLUYENDO A LOS QUE NO COMULGAN O IDENTIFICAN CON CIERTAS POSTURAS.

Deja un comentario

Descubre más desde Calletacarigua.com

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo