13 de abril de 2024

Freddy Salinas: “El Capitán Molina dejó una huella imborrable en los carupaneros”

0

@estebanmieres

Este miércoles 13 de junio, en la plaza Bolívar de Carúpano se realizó un emotivo acto en memoria de Capitán Jesús Teodoro Molina Villegas, líder de la intentona cívico-militar que se realizó en contra del Gobierno de Rómulo Betancourt el 04 de mayo de 1962, conocido como El Carupanazo, Con presencia de las autoridades militares, familiares, amigos y compañeros de trabajo del Puertos de Sucre C.A, donde trabajó por 15 años.

El Capitán Molina, como la gran mayoría lo conocía, murió el pasado 02 de junio a sus 95 años. Él tenía 39 años cuando irrumpió ante la opinión pública nacional junto a sus 150 o más compañeros de armas civiles y militares, dejando una huella imborrable en el pueblo carupanero, como lo manifestó su camarada y amigo Freddy Salinas, quien siendo un joven de 17 años, cuando lo conoció, lo acompañó desde aquel día histórico hasta su muerte.

“Molina Villegas dejó en nosotros sus compañeros o camaradas como él nos llamaba y en el pueblo carupanero una huella imborrable, no solo por los hechos de 1962, que de haberse dado El Carpanazo y El Porteñazo simultáneamente nos hubiese derrotado nadie, sino por su amistad. Un hombre con un don de persona que se ganaba el carriño de cualquiera. No tenia rencor contra nadie” manifestó Freddy Salinas, quien estuvo presente en el acto.

 

Salina también hizo referencia a que ellos mantenían contactos semanalmente, cuando el Capitán Molina vivía en Carúpano y luego cuando se mudó a Porlamar en el estado Nueva Esparta lo hacían a través del teléfono.

“Dos días ante de su muerte él me llamó a preguntar como estábamos y cuantos seguíamos vivos. Me informó que le habían hecho todos los exámenes y que habían salido bien, sólo un problema al comer que la comida le subía por el esófago. No se imaginaba que la enfermedad le había avanzado y la muerte le llegaría muy pronto” contó Salinas con sus ojos cristalinos como para desbordar en llanto.

Homenaje y actos fúnebres

El acto inició con una parada militar por parte del Segundo Batallón de infantería de Marina Contraalmirante “José Eugenio Hernández” que acompaño los restos mortales del Capitán Molina. Seguidamente intervino su sobrino José Ramón Guerra, exalcalde del municipio Arismendi, quien dio unas emotivas palabras de parte de la familia. Cabe resaltar que Molina Villegas nació en Rio Caribe.

“Hoy hemos acudimos a el último llamado a la familia. Su llamado fue visitar la plaza Bolívar de Carúpano y el cementerio donde están los restos mortales de su mamá y su papa.  A eso hemos acudidos esta mañana de hoy, una mañana planada de bendiciones por la lluvia” sostuvo José Ramón Guerra.

Guerra hizo énfasis en el aporte que de Capitán Molina por el país y la democracia. “Hablar del Capitán Jesús Teodoro Molina Villegas es hablar de una altura humana excelsa. Pocos hombres arriesgan todo en la vida por un ideal en la vida, por creer en un ´país de una democracia mucho más transparente, de un proyecto de vida que regenerara a esa sociedad venezolana en 1962.” Puntualizó Guerra.

Seguidamente intervino el Profesor Mario Pacheco, quien recordó cuando siendo un muchacho y vivía en caracas oyó sobre los hechos ocurridos en Carúpano aquel 04 de mayo de 1962. Resaltando El Carupanazo como un hecho histórico nacional.

Se continuo con la participación del Cultor Popular Luis Roberto Arias, conocido como La Centella de Oriente quien con una décima describió el carácter humano del Capitán Molina. Así como del Doctor Luis Mariano Marsella, nieto de Luis mariano Ribera y amigo de toda la vida, quien leyó unas palabras que escribió sobre Molina en el momento que recibió la noticia del fallecimiento.

El acto fue cerrado con los honores militares y un minuto de silencio. Los restos fueron trasladados a Río Caribe donde se realizó una misa en la iglesia San

El acto fue cerrado con los honores militares y un minuto de silencio.

Los restos fueron trasladados a Río Caribe donde se realizó una misa en la iglesia San Miguel Arcángel y luego al cementerio municipal donde fueron colocados junto a sus padres, como fue su última voluntad.

Décima del La Centella de Oriente al Capitán Molina

En el Capitán Molina

reinaba la sinceridad

La franqueza, la bondad,

la moral y disciplina

Como amigo su doctrina

La usaba en sus compañeros

Para los grandes galleros

Sin duda fue Jesús Teodoro

Un verdadero tesoro

Del pueblo carupanero.

Deja un comentario